VILLA LURO: TRAS UNA INSPECCION, CLAUSURAN UN TALLER DE AUTOS CON AUTOPARTES ILEGALES Y QUE ARROJABA SUSTANCIAS PELIGROSAS A LA VIA PUBLICA

Compartir

Este miércoles 25 de agosto se realizó una inspección integral que culminó en la clausura de un local que funciona como taller de autos ubicado en la Avenida Rivadavia al 10.100, en el barrio de Villa Luro, donde se encontraron más de 250 autopartes ilegales y se verificó la existencia de numerosas irregularidades como violación de clausura previa y arrojo de sustancias insalubres a la red pluvial. La investigación es llevada adelante por la Fiscalía PCyF N° 25, a cargo del Dr. Néstor Maragliano.

Tras una denuncia realizada por empleados del local, en la que se informaba sobre la orden que recaía sobre ellos de arrojar residuos como aceites y contaminantes a la fosa del establecimiento, y por ende a la red cloacal, se coordinó una inspección integral al domicilio en cuestión. 

El procedimiento fue realizado en conjunto por personal del Cuerpo de Investigaciones Judiciales, de la División Operaciones Especialesde la Policía de la Ciudad, de las Direcciones Generales de Fiscalización y Control, de Protección del Trabajo, y de Control Ambiental, y de la Unidad Operativa de Fiscalización Integral del GCBA.

Como resultado de la inspección, se encontraron más de 250 autopartes ilegales, motivo por el cual se convocó a la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad, que procedió a secuestrar las mismas. Asimismo, el fiscal ordenó la detención del gerente operativo del local, quedando formalmente acusados del delito de desarmado de automotores y venta de sus autopartes, previsto por la Ley 25.761.

A su vez, la inspección comprobó la existencia de un tanque de combustible subterráneo sin autorización y restos de aceite y otros contaminantes en el desagüe pluvial de la vía pública. El lugar además presentaba faltas en materia de seguridad e higiene y no contaba con los correspondientes certificados de inscripción como agente generador y acopiador de residuos peligrosos. La DGFyC por su parte, constató que el establecimiento se encontraba violando una clausura previa. 

Por tales motivos, se dispuso la clausura del lugar, al que se le colocaron las fajas correspondientes y se labraron las actas contravencionales por sus irregularidades. A su vez, el fiscal Maragliano ordenó que se realice una inspección técnica a todos los vehículos encontrados en el lugar, en su mayoría taxis, motivada en preservar la seguridad vial.